AMLO anuncia render de Aeropuerto de Santa Lucía como segunda alternativa aérea para Ciudad de México

Comparte

Novedades aéreas se anunciaron este jueves en México, luego que el equipo del gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunciara la inversión de 3.530 millones de dólares para convertir la Base Aérea militar de Santa Lucía en un aeropuerto civil.

El terreno a intervenir es de 23.2 kilómetros cuadrados e incluye desarrollar una vialidad que esté acompañada de un sistema de Bus Rapid Transit o un tren.

Al mismo tiempo el proyecto incorpora un terminal con 33 mangas, espacio para una futura ampliación y una nueva Base Aérea.

El tiempo estimado de construcción es de al menos 24 meses, en momentos en que urge ampliar la principal terminal aérea de Ciudad de México.

Para el nuevo gobierno hay dos opciones de aumentar la capacidad aérea de la capital: continuar con la construcción en Texcoco o crear dos pistas en el Aeropuerto de Santa Lucía.

Al mismo tiempo el anteproyecto involucra la concesión de al menos tres áreas: un hotel con más de 300 habitaciones, hangares de mantenimiento y almacenaje de aviones y un tramo de la autopista Viaducto Bicentenario Circuito Exterior Mexiquense.

Esta iniciativa, que aún no ve el vamos oficial, considera además 347 mil 400 metros cuadrados para el terminal aéreo principal, 600 mil metros cuadrados para aduanas y 30 mil metros cuadrados de almacenes.

Consulta por el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México

Hay que recordar que López Obrador heredó del gobierno de Enrique Peña Nieto el proyecto para aumentar la capacidad aeroportuaria, en una iniciativa que se desarrolla desde 2015 en el Lago de Texcoco.

Se trata de la principal obra pública del gobierno saliente, con un costo estimado de 11 mil millones de dólares y y un impacto que el empresario Carlos Slim ha estimado como similar al del Canal de Panamá.

“En mi vida he visto un proyecto que pueda tener tanto impacto económico en un área como lo es el nuevo aeropuerto. Es un gran detonador, sólo puede compararse con el Canal de Panamá” sostuvo Slim, uno de los hombres más ricos del mundo.

Hay que hacer el paréntesis eso sí, de transparentar que SLim es uno de los inversionistas que participa en el consorcio que construye el nuevo aeropuerto.

La iniciativa se transformó en un tema clave en la reciente contienda electoral, que terminó ganando el progresista Andrés Manuel López Obrador.

El político ha señalado respecto a lo va a elegir definitivamente que “Lo puedo resumir con las palabras de El Quijote: llamo al pueblo de México a que nos ayuden a desfacer entuertos”.

“Que nos ayuden a resolver sobre este asunto complicado y difícil que heredamos, pero que tenemos que enfrentar de la mejor manera posible”.

De esta manera ya están disponibles para el público los detalles y la documentación técnica de ambos proyectos posibles, para que la gente pueda tener información para decidir y tomar una postura.

Será en octubre cuando se decidirá a través de un mecanismo que podría ser una encuesta o una consulta pública.

El NAIM de Texcoco

El proyecto de Peña Nieto involucra la construcción de seis pistas en su etapa definitiva, 800 hectáreas de nuevas Áreas Verdes y un gigantesco terminal con 1.5 kilómetros de largo y cuatro pisos de altura.

La iniciativa tiene como estimado atender 60 millones de pasajeros en la primera etapa, considerada originalmente para el 2020 y 125 millones de pasajeros con el proyecto completo.

El costo ha pasado de cerca de 11 mil millones iniciales a 16 mil millones de dólares, entre otras razones por el encarecimiento de la moneda norteamericana.

AMLO sostuvo en su campaña que el NAIM es una idea demasiado costosa y que el terreno donde está ubicado, el lecho del Lago de Texcoco, cercano al actual aeropuerto, es inestable y es propicio para el hundimiento de la infraestructura.

Debido a lo anterior es que se ha propuesto como alternativa crear un nuevo Aeropuerto en los terrenos de la Base Aérea Militar de Santa Lucía, al norte de la ciudad.

El entrante presidente dice que se ocuparía el actual aeropuerto para vuelos al interior del país, y el de Santa Lucía para viajes internacionales, costando entre ambos cerca de 8.900 millones de dólares.

El vocero de Peña Nieto aseguro sobre la construcción en Texcoco que “La conveniencia de hacerlo ahí no fue tomada como una ocurrencia, al contrario, la determinación del lugar fue tomada con base en los estudios que los expertos a nivel internacional llevaron a cabo”.

Según Carlos Slim, la vida útil del Aeropuerto de Santa Lucía sería de solo 20 años, a diferencia del emplazamiento en Texcoco, que funcionaría hasta fines de este siglo. El empresario asume que el proyecto se puede hundir, pero conjunto con todo el Valle de México y a muy largo plazo, por lo que pide “dejar de sobrexplotar el acuífero de la zona metropolitana”.

Al mismo tiempo, los defensores de la alternativa en Texcoco es la cercanía con la capital y la posibilidad de generar un gran centro de operaciones y conexiones a nivel nacional e internacional.

Turbiedades

Otra parte que enfrenta a las posturas tiene que ver con que se han detectado al menos 55 millones de dólares en contratos irregulares en la construcción del actual aeropuerto.

Desde el lado de AMLO señalan además que los contratos de construcción no se han asignado de manera transparente, por lo que antes de salir electo se comprometió a revisar todo el proyecto. El ahora mandatario acusaba hace unos meses que “se están entregando contratos para comprometer al gobierno próximo, amarrarnos las manos”.

Para abril de 2018 dos de las tres pistas contempladas inicialmente estaban en la mitad de su construcción, en momentos en que los analistas decían que suspender las obras tenía un costo de 7 mil millones de dólares, al mismo tiempo que AMLO catalogaba el proyecto como “un barril sin fondo”.

El inicio de las operaciones también complica a algunos analistas ya que para inaugurar el nuevo aeropuerto hay que desactivar inmediatamente el Aeropuerto Benito Juárez y también eliminar las operaciones de la base aérea militar de Santa Lucía.


Tendrá una planta alta para las salidas, una intermedia para las llegadas, una mesanina para la parte comercial.

El proyecto contempla mucho cristal por lo que tendría muchas vistas para las distintas áreas del aeropuerto.

La idea es tener dos aeropuertos simultáneos y de esta manera asegurar un mayor flujo de aeronaves.


Comparte

Be the first to comment on "AMLO anuncia render de Aeropuerto de Santa Lucía como segunda alternativa aérea para Ciudad de México"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*